CONFIGURAR LA PANTALLA DE TU GPS EN ENTRENAMIENTOS

COMPARTIR:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Configurar la pantalla de tu GPS correctamente y sus campos de datos va a facilitar el control de tu entrenamiento facilitando el que estés mejor informado sobre si estás cumpliendo o no, por ejemplo, con el objetivo de la sesión. Por esa razón, en este artículo queremos mostraros las pantallas y campos de datos que a nuestro criterio, debería configurar en su dispositivo GPS cualquier ciclista que quiera entrenar con cierta precisión.

Desde nuestra experiencia como entrenadores de numerosos ciclistas, la primera y más general de las recomendaciones es configurar en tu dispositivo un mínimo de dos pantallas bien diferenciadas. Dos pantallas que puedas ir alternando según la situación o momento de tu entrenamiento. La primera pantalla es la de información general y la segunda la de información parcial o segmentada. En ambas,  la elección de los campos que queremos visualizar la centraremos especialmente en los indicadores de intensidad y velocidad, tiempo y distancia, como aspectos cuantitativos y cualitativos de la carga de entrenamiento.

1 / Pantalla de información general

Ejemplo de datos útiles para una pantalla de información general

Generalmente, resulta práctico configurar una pantalla para poder consultar en ella la información más general de tu sesión de entrenamiento, ésta te permitirá tener una visión general de la carga de entrenamiento que estás soportando durante todo el tiempo de tu sesión.

Para ello, puedes utilizar el campo del «tiempo de entrenamiento» como prioritario y la distancia como secundaria, puesto que el tiempo siempre nos proporciona una información más fiable respecto a la cantidad de entrenamiento que estamos realizando, la distancia como ya sabes, está condicionada por el tipo de terreno, pendiente o dirección del viento, por ejemplo.

En cuanto a la intensidad, el aspecto más cualitativo de la carga de entrenamiento, lo más efectivo sería usar un campo destinado a visualizar la cifra de la frecuencia cardíaca instantánea (si usas pulsómetro) o de potencia instantánea (seleccionando si lo permite tu dispositivo, la opción de actualización más espaciada) de lo contrario, la cifra de potencia puede resultar demasiado inestable al estar variando incluso a cada segundo.

Otro parámetro que puedes añadir en esta pantalla de información general son los valores promedio, también de frecuencia cardíaca o de potencia, para tener una visión todavía más global de la intensidad con la que te estás ejercitando.

El campo denominado TSS (disponible ya en varios de los dispositivos más avanzados del mercado) y que responde a las siglas Training Stress Score) puede servirte también para conocer el nivel de carga de entrenamiento de tu sesión, aunque para sacarle partido y que te resulte práctico, debes tener antes un objetivo de TSS a alcanzar en ese entrenamiento, es decir, planificar tus sesiones en base al TSS.

Pantallas para intervalos

Si eres de los que realiza trabajo específico y pautado sobre tu bicicleta, con intervalos o periodos de tiempo en los que te fijas el objetivo de mantener una intensidad determinada, debes configurarte una pantalla específica y visualizar en ella la información que más te interese de esa parte concreta de tu sesión.

Ejemplo de pantalla para visualizar los datos segmentados o parciales en tus entrenamientos por series (en el caso de usar potenciómetro)

En este caso, sigue siendo importante que en tu pantalla veas también datos de dos tipos, los referentes la intensidad y los que se refieren al volumen, pero de cualquier modo, ambos datos referidos sólo a un periodo de tiempo específico y no a toda la sesión de entrenamiento, es lo que en los dispositivos Garmin, por citar un ejemplo, aparecen como informaciones referentes a la «vuelta»; tiempo vuelta, potencia vuelta, frecuencia cardíaca vuelta, cadencia vuelta, entre otros.

De entre todos los que puedes elegir, recomendamos siempre visualizar el dato de frecuencia cardíaca promedio o potencia promedio del parcial el que estás trabajando en ese momento. Y es que si quieres controlar con mayor precisión la intensidad del intervalo en el que te hayas propuesto un objetivo concreto, permanecer 10′ a 160 pulsaciones por minuto, o 3′ a 300 W, por ejemplo, tienes que poder ver en tu pantalla esta información específica y segmentada, aislada de la información del global de tu salida.

Pantalla de ejemplo para trabajo interválico tomando la frecuencia cardíaca como parámetro de intensidad.

El dato del tiempo parcial  también es importante, fundamental diríamos, verlo en pantalla mientras realizas bloques de trabajo específico. Ese dato junto al de la intensidad promedio del intervalo te ayudarán a gestionar mejor el esfuerzo en las fases críticas de tu entrenamiento.

Pensamos que la cadencia promedio también debe aparecer en tu pantalla cuando realizas trabajo interválico o de puertos, por ejemplo. El motivo es que este es un aspecto que nos ayuda a conocer y gestionar la eficiencia de tu esfuerzo. Ser capaz de replicar la misma cifra o similar de cadencia en todos los intervalos puede ser un indicativo de que estamos realizando el ejercicio correctamente si además, producimos también los mismo valores de potencia. Comprobar en cambio que los valores de cadencia bajan intervalo tras intervalo es un claro síntoma de fatiga muscular, al que deberemos de reaccionar.

No por ser la última deja de ser relevante, y es que es importante que se indique el número de vuelta para ser conscientes en que fase de la sesión nos encontramos. Es común perder la cuenta después de varios intervalos, sobretodo a altas intensidades.

Para dudas relacionadas con este y otro tema relacionado con tu rendimiento físico, puedes escribirnos en: info@biketraining.es

 

Biketraining

Biketraining

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of
Item added to cart.
0 items - 0,00